Compromiso

Compromiso

Compromiso

¡¡Aún no me lo creo, ¡estamos tan felices!! 🙂

No me lo esperaba para nada. Fuimos a cenar a un restaurante super bonito, no era ninguna ocasión especial pero como llevaba unos días de mucho estrés en el trabajo pensaba que simplemente quería animarme. La cena riquísima, un italiano nuevo del que nos habían hablado muy bien (es mi comida favorita)

 

Cuando trajeron el postre me cogió de la mano y empezó a recordar nuestra primera cita. En ese momento sabía que algo pasaba. Su discurso era precioso y a medida que hablaba me empecé a emocionar. De repente, no sé de donde salió, apareció una caja pequeña y negra, y entoces lo supe. No pude contener las lágrimas cuando vi el anillo, estaba temblando y no me salían las palabras, sólo pude abrazarlo y con una voz entrecortada le dije si, si, si y mil veces si.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *